Pies en la tierra y, manos en el corazón.

domingo, 15 de noviembre de 2015

No es sano


Transformando la realidad en caos social
Sin ninguna razón pensante
Sin ninguna buena explicación
Y para qué pedir explicación
Si no eran sus bocas por quien lo escuchaba
Entonces no era justo hacerlo.

Lo doloroso es saber que
Hay personas que sólo existen, mas no viven
El caos no duraba por mucho tiempo
En cuanto su mandíbula se encuentre cerrada
Todo disminuía y, mis ganas aumentaban
Todo fuera sano, si los ojos se vendaran.

Preocuparse de vidas ajenas no es sano
No obstante, para qué amargarse
Y para qué nombrarlos si están conscientes
Aunque cada parte de su letra duele
Aunque crean que es insignificante
Morir sin sentir no es sano.

Acá no se finge nada
Allá... para qué hablar de allá
Si se cree saber más que uno mismo
En cuanto del buen vivir todos hablan
Piensan que es enjuague bucal
Hablar de los demás, tampoco es sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario