Pies en la tierra y, manos en el corazón.

martes, 18 de agosto de 2015

Captain

Entre la seguridad inseguridad que puede llegar a la confusión para un capitán, gobierna un sublime sentimiento cuyo enigma mantiene despierto, sucumbiendo desde lo alto del tardío letargo que el mismo sueña liberar.



Siempre nos vamos, de cualquier manera, lo hacemos
Pretendemos estar allí, pero no lo estamos del todo
Queremos alcanzar y lograr lo que muchos no pueden
Y tener la grata satisfacción de ser los únicos en haberlo logrado
Sin embargo cuando encontramos el tesoro, ya no se tiene la misma fascinación
No porque ya no brille igual, ni mucho menos porque era "capricho"
Somos seres que si regresamos es para quedarnos, sin tener miedo a quitarnos el parche
Somos seres que no tenemos el tiempo de nadie, aunque a veces se haga lo contrario
Porque en ciertas ocasiones nos vamos sin decir hacia donde nos dirigimos
Nos creemos capitanes de barcos ajenos, mientras sólo somos los tripulantes extras
A pesar de tener una brújula en mano, también nos perdemos
Y locamente nos tiramos al agua aunque esté una buena navegación;
Es un respiro que suena a ahogo, pero mantiene vivo y a la vez se siente morir
Regresamos al barco una vez que todo se haya despejado
No somos cobardes, sólo necesitamos un poco de paz a nuestra manera,
Para luego no ahogar a nuestros tripulantes, en nuestro barco.

1 comentario:

  1. Nos creemos capitanes de barcos ajenos, mientras sólo somos los tripulantes extras
    A pesar de tener una brújula en mano, también nos perdemos
    Me gustó mucho este post.

    ResponderEliminar