Pies en la tierra y, manos en el corazón.

miércoles, 24 de junio de 2015

Memoria en retroceso


Un ser único se adentró en mi espacio sideral,
Más esto no duró por mis ansias de querer volar
Dejándome inconsciente al momento de actuar.


Lástima la mía de no saber valorar,
Y no continuar con sus ganas de sobre llevar
Tan cobarde fui por dejarle atrás,
Y no contemplar su rostro fugaz.

Lo que ahora puedo conservar,
Nadie me puede arrebatar;
Capturas de instantes tomados al andar.

Perdona mi debilidad,
Créeme que por ahora nadie más me podría llenar
En caso que no me puedas perdonar,
No te lo voy a reprochar.

Has hecho más de lo que podría imaginar
Llenabas los baches que no me dejaban estar,
Para así conquistar mi bienestar.

Ahora, permítame recalcar que la ausencia
Puede mejorar nuestras ganas de estar
Sin embargo, no te puedo contactar,
Mi cuerpo volátil quiere gritar.

Quiero asfixiar y apuñalar los sentimientos demás,
Esos que no dejan pensar con claridad
Mente fría, anula la seriedad

Mejora la capacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario