Pies en la tierra y, manos en el corazón.

lunes, 23 de marzo de 2015

Cristales sucios

"Siempre tienes sucios tus cristales", cada vez que iba a limpiar los cristales de mis lentes lo mencionaba una y otra vez con voz graciosa.


Estaba como nunca antes le había visto
Tanta presencia en un solo lugar,
Sin casualidades, así fue como nos reencontramos
No podía, ni quería observar
A otro lado, que no sea su rostro.

Para un niño, era como ver un dulce,
Pero para mí, lo era todo.
No estaba lejos, no era difícil de alcanzar
Pero sí un poco difícil de comprender,
Y claro, no para mí.

En el dichoso momento,
Olvidé que existían espectadores
Simplemente no podía con ello
Ahí estaba, calmando mis ansias.

Cuando le vi arrolló mis pensamientos
Como si fueran pinos,
En pleno juego de bolos.

Fue como un vídeo en reproducción,
Pero de esos que pones en silencio
Porque solo te interesa observarlo,
Más no escucharlo, por el momento...

No tenía la lámpara de Aladino
Ni tampoco la varita de Harry Potter
Pero me había limpiado los cristales
Y estaba a mi lado,
La única magia que necesitaba
Tan solo su presencia
Como unos cristales sucios,
Era hasta verle.

1 comentario:

  1. Si eso sucede, deberia tener los mios algo sucios tambien. jeje
    Para un niño, era como ver un dulce,
    Pero para mí, lo era todo.
    No estaba lejos, no era difícil de alcanzar
    Pero sí un poco difícil de comprender,
    Y claro, no para mí.

    ResponderEliminar