Pies en la tierra y, manos en el corazón.

martes, 17 de febrero de 2015

Pensándolo bien


Ya desistí la idea de extrañarte,
¿Qué y si olvido tu nombre?
Es más, ¿Cómo dijiste que te llamabas?
¡Ha! Así son las cosas
Hola querida existencia bipolar.


Hace unos segundos quería verte
Hace unos segundos no dejaba de mencionarte en mi mente
Hace unos segundos odiaba a los que me rodeaban por privarte de mi
Sí, todo eso sucedió hace unos segundos...

Porque ahora nada...
Porque ahora de eso nada
Porque ahora nada de eso está vigente
Porque ya nos permitimos ser
Porque ya podrías permitirle ser a alguien más
Porque ya permitiría que alguien más me haga ser.

¿Y qué si esto suena cruel?
Es la divina sobrevivencia
No tratemos de convertirnos psíquicos para predecir el futuro
Este sólo se da, como nosotros
De la nada, a un todo, y nuevamente a la nada
¿Pero qué es la nada sin ti?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario