Pies en la tierra y, manos en el corazón.

sábado, 21 de febrero de 2015

Mi habitación


Mi habitación
Un manicomio elemental
 Un desequilibrio más allá de lo superficial
Mi habitación
Una cueva mental
Una obscuridad tradicional
Mi habitación
Una ratonera delirante
Algo sofocante
Mi habitación 
Un enigma divergente
Donde te sientes latente
Mi habitación
Algo absorbente
Un poco hiriente 
Mi habitación
Un sótano de recuerdos espesos
Una incertidumbre sin retroceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario