Pies en la tierra y, manos en el corazón.

jueves, 19 de febrero de 2015

Hablando de emociones


Creyendo que había llegado al límite
Me doy cuenta que he permanecido en el limbo
Estaba bloqueando mis pensamientos
Sigo esperando que recapaciten.


Ha perdido el boleto de regreso a mi corazón
Sabía que debíamos sincronizar relojes
O al menos un pacto de sangre
No se, algo...

Pero, ¿Qué?
De todas formas iba a suceder algo similar.
No me encuentro en mi sano juicio
No al menos cuando me refiero de ti.

Te recordaré cuando crea que no te recuerde
Y tú, me recordarás hasta cuando estés durmiendo
Estaré viva en tu subconsciente.

Tendrás presente mi singular cabello alborotado
Es más, y si estoy perdida,
Buscarás la imposibilidad de encontrarme
Aunque no sea en cuerpo, sino en alma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario