Pies en la tierra y, manos en el corazón.

viernes, 20 de febrero de 2015

El querer


Querer hasta el punto de no ver ningún punto
Querer como ya no saben querer
Sin drama, con paradoja, sin exceso.

Porque quererte es mi delirio
Mi pase directo al abismo
A eso que llaman pecado
A eso que llaman defecto.

Desapegate sin anestesia 
Quiero sentirte
Modera tu fragancia 
Me está llevando hacia la desesperanza.

Tengo extraviada mi identidad
para no dañar tu integridad
A eso que llaman falsedad
A eso que llaman contrariedad.

Muévete con cautela
puedes perderte en ella
Lánzate sin miedo, y sin prisa
Conjuguemos el verbo querer
En formas no antes vistas.

Fotografía: Pamela Bastidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario