Pies en la tierra y, manos en el corazón.

domingo, 15 de febrero de 2015

Desaciertos Indiscretos

Quizá y esta sea una de las tantas historias en la cual sólo quieres perder la memoria, y no recobrarla ni cuando pase la tormenta. 
Esta vez no sólo soy yo, ahora, se ha incrementado todo lo que me rodea. Por desgracia, en este momento existe una promesa de por medio, tal vez y con ella me haga la persona más desdichada sentimentalmente, pero a su vez, hará "feliz" a varios, aunque la duda no les liberará totalmente.
Lo que bien es cierto es que a los demás no les importa lo que hay en tu interior, se llenan la boca diciendo "Sé feliz, mientras lo seas, yo también lo seré" pero nada de eso.
Palabras insensibles, eso es todo lo que pueden mencionar, tan sólo son sentimientos del rato, del puro momento o quien sabe. 
Es probable que a eso que le llaman "felicidad" sólo ellos pueden entender, porque es tan abstracta y espesa, tal cual como mi realidad.
Pero lo que sí es, que esta es una vida de humanos superficiales, donde sólo pueden convivir los que están en lo "correcto" e intentan sobrevivir o llevarla quien logra mentir u ocultar su verdadero ser.

1 comentario:

  1. El alma transparente es vulnerable pero a la vez es feliz. Estoy feliz de leerte. :)

    ResponderEliminar